como hacer un portfolio digital

Inmersos en pleno siglo XXI, ya somos plenamente conscientes de cómo el mundo tecnológico ha revolucionado nuestra forma de vida creando nuevos sectores laborales en los que predomina el I+D, y en donde internet es uno de los grandes pilares en los que se basan ya muchos y nuevos negocios digitales.

Como toda evolución, la búsqueda de empleo comenzó a ser más sencilla con el tiempo mediante plataformas como infojobs, infoempleo o domestika, donde el candidato podía subir su propio portfolio o CV y ser visto por las empresas que requerían personal para puestos específicos. Y esto no era una mala idea en su día, pero continuaba siendo una medida algo ineficaz y alejada de campos como el mundo del diseño digital, donde predominan los trabajos visuales, o el de la programación de aplicaciones, webs o videojuegos. No podemos olvidarnos de que las empresas buscan y quieren ver lo que un candidato es  capaz de hacer, y eso es algo que no se consigue simplemente a través de rellenar unos datos o un papel físico.

Por suerte estamos aquí para ayudarte a evolucionar, haciendo que lluevan sobre ti decenas de puestos de trabajo creando tu propio portfolio digital. Hoy en día existen muchas alternativas, como páginas web personales, blogs, plataformas específicas como Behance, o redes sociales como Linkedin, y todas ellas son opciones válidas para acceder a un empleo, aunque lo cierto es que algunas tienen más ventajas que otras. Por eso te aconsejamos en este artículo cuáles pueden ser las más adecuadas para que elijas la que mejor encaje con tu perfil.

 

 Página web personal

Como no podía ser de otra manera, primeramente vamos a hablar de las páginas web personales. Mucha gente se echa las manos a la cabeza con esta idea, ya que no posee los conocimientos técnicos necesarios para realizarla, por ejemplo, con respecto al hecho de que se debe comprar un dominio para ello, instalar el CMS, diseñar el frontend y aprender un poco cómo funciona el backend para crear los módulos y las secciones. Por suerte esto ha cambiado mucho, y la gran mayoría de hostings cuentan ya con instalaciones automáticas de WordPress, aportando varios templates para cambiar el diseño de forma rápida y fácil. Además, no podemos olvidar que existen cientos de pequeños tutoriales por Youtube donde se explica cómo hacer una web paso a paso usando WordPress, así que si estamos bloqueados en algún paso tan solo deberíamos bucear un poco por la red.

Si aun así no queremos adentrarnos en zonas pantanosas, podemos recurrir a una empresa o a una persona freelance para que nos desarrolle la web, eso sí, deberemos echar un vistazo a los trabajos que haya realizado con anterioridad antes de contratar nada para no equivocarnos y asegurarnos una buena inversión. Si esa persona en cuestión realizase webs con diseños toscos y sin sentido, en vez de crear una sensación positiva a nuestro futuro empleador, conseguiríamos el efecto contrario, haciendo que el entrevistador acabase con una idea de dejadez sobre nosotros.

Por eso, para evitar este tipo de contratiempos, lo más importante y aquello en lo que más hincapié deberemos hacer es:

  • Crear y/o tener un diseño limpio y claro, con los colores que mejor te definan, pero siempre elegantes.
  • Habilitar una página o sección de biografía.
  • Habilitar una página o sección de trabajos y proyectos con imágenes de buena calidad, añadiendo enlaces en el caso de que sean digitales.
  • Establecer un formulario de contacto y/o correo electrónico.

 

Blogs gratuitos

Hay muchas formas de enfocar los blogs si queremos hacer de ellos un portfolio interesante y atractivo y, a continuación, te contamos cómo hacerlo y cuáles son las mejores plataformas gratuitas para desarrollarlo:

1. Blogs estáticos con plantillas estilo web

Muchas personas usan plataformas como Tumblr o Blogger para realizar sus portfolios y no es mala idea, estas alternativas cuentan con decenas de plantillas y, aunque las más llamativas puede que sean de pago, no tienen tampoco un coste demasiado elevado. Por otro lado, dichas plataformas tampoco tienen una gran dificultad de manejo, siendo asequibles para la mayoría.

Uno de los hándicaps, sin embargo, es que las direcciones no suelen ser muy bonitas, por ejemplo, cuando creas la página puedes elegir su nombre como subdominio pero no como dominio raíz, que en el caso de blogger sería “tunombre.blogger.com”. Para evitar esto, siempre podemos comprar un dominio .COM o .ES propio y hacer un redireccionamiento 301 hacía el blog.

Rara vez necesitaremos tocar el código, ya que todo se hace de manera muy intuitiva y bien organizada, creando las secciones que hemos hablado anteriormente de biografía, trabajo, contacto, etc., tan solo debemos acordarnos de deshabilitar los comentarios para dichas páginas.

2. Blogs dinámicos

Pocas personas utilizan las funciones de blog dinámico para mostrar artículos relacionados sobre trabajos que se hayan realizado, experiencias personales u otras anécdotas. Complementar la página con una sección exclusiva de blog llamada “Mis experiencias” es una forma de que conozcan tu lado más personal, tus puntos fuertes y la forma de trabajar que tienes.

programas para hacer un portfolio digital

 

Behance, Domestika, Linkedin y Dribbble

Estas son las cuatro plataformas más conocidas para hacer nuestro portfolio de forma gratuita y profesional (a excepción de Dribbble que tiene un coste de 20 USD anuales), con solo registrarnos usando nuestro correo electrónico.

Como es normal, dichas alternativas tienen una estética ya definida, por lo que no podremos hacer grandes cambios, pero sí añadir bloques, secciones y otros elementos en la cabecera para que sea algo más vistoso el resultado  y tenga nuestro toque personal.

Una de las grandes ventajas que tiene usar alguna de estas plataformas es que son muy similares a las redes sociales, sobre todo Linkedin, donde las empresas ofertan sus puestos de empleo y hacen búsquedas de los candidatos que más se ajusten a los perfiles deseados. Además, podremos contactar con otros trabajadores y empresas afines a nuestro sector, haciéndonos eco y dando a conocer nuestra valía.

 

Adobe Portfolio

Adobe incorporó recientemente una nueva herramienta para hacer nuestro portfolio de manera totalmente profesional. La única pega es que tenemos que tener una cuenta de Adobe activa con algún plan mensual o anual de alguno de sus productos.

El plan más básico son 9,99 USD al mes, con el que podremos hacer uso de Adobe Portfolio, Adobe Photoshop y Adobe Lightroom, incluyendo además muchísimas fuentes de su plataforma TypeKit para usar no solo en tu portfolio, sino también en cualquier web o aplicación que tengas.

 

Otras recomendaciones que pueden serte de utilidad

  1. Las redes sociales, un arma de doble filo

Facebook es la red social con más usuarios activos en todo el mundo, unos 860 millones de personas y tan solo de forma aproximada. Una práctica habitual que hace el área de recursos humanos de cualquier empresa cuando buscan nuevos candidatos para suplir un puesto de trabajo, es indagar un poco más en otras redes sociales, y Facebook es la más importante, con lo que puede llegar a ser bastante importante cuidar bien del aspecto y contenidos de un perfil. Hay que tener mucho cuidado de no tener el perfil abierto al público, ya que de ser así, puede darse el caso de que los empleadores vean fotos comprometidas sobre alguna noche de fiesta o comentarios que puedan considerar no aptos para su puesto de trabajo.

Por eso, lo mejor es crear otro perfil de Facebook más profesional con tu nombre, siempre visible y creado exclusivamente por si alguna empresa quiere saber más de ti. En él puedes poner una pequeña biografía, tus puestos de trabajo, estudios y fotos de tus proyectos o metas.

  1. Cuidado con los blogs gratuitos con publicidad

Existen más plataformas para crear páginas gratuitas como Wix o Jimdo, pero hay que tener mucho ojo ya que suelen mostrar grandes cantidades de banners publicitarios. ¿Te imaginas que la persona que va a contratarte viera un portafolio plagado de banners? Parecería más bien una página de spam que cualquier otra cosa.

Estas plataformas suelen tener casi siempre una versión de pago para eliminar los anuncios, pero teniendo otras plataformas más populares, económicas y fáciles de usar como Blogger o WordPress, ¿para qué buscar otra?

  1. Tu marca importa. Dominios propios y emails

Siempre queda muchísimo más estético y profesional tener registrado tu propio dominio para desarrollar en él tu portfolio digital, y puede estar compuesto por tu nombre, por una marca o por un simple juego de palabras. Es importante, además, configurar una cuenta de correo que sea de ese dominio para que se puedan poner en contacto contigo, de esa forma quedará mucho más elegante, serio y profesional que con una simple cuenta de gmail, hotmail o yahoo.

Cargue Más En Marketing Online
Comentarios cerrados

Mira además

Programas y herramientas para identificar tipografías

Muchas veces, a la hora de crear cualquier contenido digital, no prestamos suficiente aten…