Diseño de cocinas

El diseño de interiores y en particular el diseño de cocinas son dos áreas en los que tanto el diseñador gráfico como el especialista en arquitectura interior tienen áreas complementarias para el trabajo. Muchos diseñadores se especializan además en diseño 3D con lo que se incrementa su potencial desarrollo en trabajos como interioristas.

Programas recomendados para el diseño de cocinas

Si lo que necesitamos es un programa que nos facilite el diseño de nuestra propia cocina, lo más útil será una aplicación online de las que existen muchas gratuitas y sencillas con tan solo efectuar una búsqueda en Google.

Sin embargo, si lo que queremos es dedicarnos profesionalmente al diseño interior lo más recomendable es que aprendamos a utilizar alguno de los programas de diseño 3D más utilizados en todos los estudios de interiorismo, estamos hablando de 3ds Max o de Sketchup, acompañados siempre de un motor de render potente como puede ser el conocido Vray. Aunque existen otros muchos programas de gran calidad para el diseño 3D, estos dos son los más aceptados por el mercado profesional, con lo que si te decides a aprender….apuesta por algo seguro. Por rapidez de modelado Sketchup se suele utilizar más para «hacer croquis» previos, y muchos estudios de interiorismo no necesitan más, pero otros estudios que necesitan herramientas más potentes suelen integrar CAD con 3ds Max y Vray para conseguir los mejores resultados.

Consejos para el diseño de cocinas

El diseño de cocinas es un área peculiar dentro del diseño de interiores y del diseño 3D. Muchas compañías de cocinas tienen estandarizado el proceso de diseño 3D de sus cocinas con programas optimizados a su medida, marcas y materiales con los que trabajan habitualmente. Sin embargo existen también estudios de interiorismo que buscan un toque especial en la cocina y no solo buscan el que los armarios «quepan» en el espacio en 3D. Para elaborar estos consejos nos hemos apoyado en este artículo de diseño de cocinas con el que podéis ampliar información.

Planificación

En primer lugar, hay que hacer una buena planificación de lo que necesitas a la hora de meterte entre fogones teniendo en cuenta los metros cuadrados de los que dispone tu cocina. No hay que olvidar el diseño y el toque personal que quieras darle a este espacio de la casa.

Atención al espacio de trabajo

Elige siempre materiales resistentes en la encimera. Como ésta es la principal zona de trabajo, ha de ser amplia, segura y cómoda.

En la cocina hay un espacio que se le conoce como el triángulo de trabajo, compuesto por el fregadero, el frigorífico y donde está la placa de cocción/inducción. Es lo que más se utiliza y por ello, la que debemos cuidar más a la hora de diseñar y planificar nuestra propia cocina. Para facilitar el libre movimiento de un lugar a otro lo mejor es que esta zona esté libre de obstáculos. Si no es muy grande, lo mejor es evitar colocar la mesa o isla en el centro.

Buena iluminación

Lo ideal es que haya luz natural con una ventana, que servirá además de ventilación. Hay que cuidar al máximo la iluminación artificial porque en la cocina se trabaja con utensilios peligrosos y cortantes con los que hay que tener cuidado y, por ello, tener buena visibilidad. Coloca focos de luz en la zona de cocinado y encimeras donde vayas a manipular los alimentos.

Buena ventilación

Ya hemos dicho que lo ideal es tener una ventana como ventilación natural. Pero además hay que colocar una campana extractora de buena calidad. Asegúrate que cumple con una buena extracción, por encima del diseño moderno o elegante.

Almacenamiento

Uno de los mayores quebraderos de cabeza a la hora de diseñar la cocina es ¿dónde almacenar todos los utensilios que se necesitan, los productos de limpieza, alimentos, bebida…? Hay que hacer una previsión de todo lo que necesitamos guardar en la cocina, sin olvidar la parte cómoda y de fácil accesibilidad. Se pueden aprovechar zócalos como zona de almacenaje.

¿Encimera o Isla?

Las islas están de moda, y pueden ser todo un acierto. Pero hay que contemplar el espacio del que dispone nuestra cocina. Puede ser un desastre una isla mal colocada porque nos entorpecerá nuestro trabajo doméstico. Aprovecha la forma que tenga para colocar la encimera, bien en línea recta, en forma de L o de U… Si el espacio es pequeño, ten en cuenta que la parte más importante va a ser el fregadero y la zona de fuegos o placas. Coloca cerca de allí una superficie de trabajo siempre.

¿Paredes alicatadas o lisas?

Si echamos un vistazo a las revistas especializadas en cocinas, son modernas, de vanguardia; y la mayoría vienen sin alicatar. Las paredes lisas y sin azulejos pueden resultar más bonitas a la vista, pero no podemos olvidar que la cocina es un lugar de trabajo, con vapores, grasas y salpicaduras diarias. Por tanto, tiene que ser un lugar de fácil limpieza. En las zonas de fuego y fregadero es recomendable una protección añadida, además de colocar azulejos.

Espacio para reciclaje

Sabemos que cuando la cocina es pequeña, colocar el cubo de basura es una tarea complicada. Y más, hoy en día que necesitamos más espacio para clasificar los distintos residuos. Una buena opción es debajo del fregadero o colocar un mueble aparte, no demasiado grande, que nos encaje perfectamente el cubo.

Cargue Más En Diseño gráfico
Comentarios cerrados

Mira además

Qué es una imagen vectorial

5.0 01 Abres tu ordenador cada día y allí, frente a ti, aparecen miles de imágenes. Con to…